13 de junio de 2020

 

Información No. 107

 

Directores que participan en el proyecto Esto es para esto, exponen sus experiencias tras la proyección de sus trabajos en el ciclo de la Cineteca Nuevo León en línea a través del Facebook de CONARTE

 

Monterrey, Nuevo León. Un cine diferente, de exploración y sensaciones se ofreció anoche con la proyección de una serie de cortometrajes del colectivo Esto es para esto, dentro del programa Cineteca en Casa, que ofrece CONARTE a través de Facebook Live.

 

Esta clase de filmes, alejados del cine convencional, difícilmente llegan a las salas de cine, sin embargo, su riqueza es que aportan algo diferente.

 

Los cortos proyectados fueron 5MeO de Martin Zinglaterry, Espacio de Zaid González, La realidad y la memoria de Rodrigo Vaccari, Despiérteme, pero déjame dormir de Marizo Siller, Acuoso de Miranda Luna, Contemplar de Fer Polo, d.f. de Evan Martínez, Blue Up de Jorge Lorenzo, ¿Qué chingaos hicimos mal? de Óscar Aguilar, Yo los hago pelear de Tobias Magno Bracho, Phantasmata de K Navarro, Elegía– Leonardo Torres y Temporal– Ricardo Zapata.

 

Al final de la proyección, Carlos García Campillo, coordinador de Acervo y Programación de la Cineteca Nuevo León dialogó con Lorenzo, Navarro, Zapata, Vaccari y Martínez, directores de cine experimental e independiente.

 

El deseo de experimentar las formas de hacer cine y de proyectar sus películas llevó a algunos estudiantes a buscar sus propias pantallas, y así surgió el colectivo Esto es para esto. Empezaron a proyectar sus filmes en sus casas, con sus amigos, en sus escuelas; luego se dieron a la tarea de tocar puertas de instituciones, que afortunadamente se las abrieron. El proyecto creció y ahora se enriquece con filmes locales, nacionales e internacionales.

 

“Esto empezó hace cinco años, la primera vez que lo hicimos fue porque Kika y yo habíamos trabajado un corto previamente y queríamos darle una salida, aprovechamos que había una fiesta de un amigo y quisimos aventúranos a proyectarlos allí, sin siquiera conocer a las personas que iban. La primera vez no funcionó, el proyector falló, pero sacamos una tele y los pusimos, sin esperar una respuesta real y fue una experiencia muy bonita que nos agradó”, manifestó Ricardo Zapata.

 

“Lo replicamos en mi casa, pero ahora fue con amigos cercanos, compañeros que estaban produciendo mientras estaban en la Facultad; empezamos como un pequeño Cineclub y nos fuimos expandiendo. Los primeros años buscamos lugares como en la Facultad, en cafeterías, bares y luego nos abrieron la Cineteca Nuevo León y en diferentes ciudades. De ser un proyecto local y nacional, ahora tenemos una convocatoria internacional”.

 

Labor valiosa y enriquecedora

 

“El colectivo Esto es para esto ha hecho una labor interesante, al menos en lo experimental y alterno, que es difícil verlo en contextos como salas de cine y creo que cada vez se mejoran los programas y hay más contenidos. Me parece un espacio enriquecedor sobre todo para la ciudad”, apuntó Lorenzo.

 

“Me parece”, agregó, “que dentro de toda la variedad que hay en cine experimental, lo que distingue a este programa es que están muy centrados en presentar la experiencia sensorial a través de la imagen visual. Esa intención de provocar las sensaciones, estimular los sentidos. La experiencia de los proyectos y la manera que han hecho los programas van mucho hacia la provocación, creo que hay mucha fragmentación, es aturdir, despertar y provocar los sentidos”.

 

Sus cortos

 

“La idea era hacer un registro fotográfico del lugar donde trabajaba. La idea era retratar a las personas que casi no se movían. Y de esa forma fui construyéndolo, primero eras imágenes fijas y después empecé a jugar con el movimiento de las imágenes fijas y en video experimenté con lo estático de las personas. Era como una forma de abordar mi precepción de trabajar allí. Reflejar esa monotonía y que manifestar de alguna forma que estábamos siendo automatizados por esa forma de trabajo”, expresó.

 

Sobre su película, Vaccari explicó: “Hago fotografía fija, entonces tomé esta idea de la práctica de la fotografía, de solo salir y registrar cosas. Salí y registré dos días de mi vida y después, cuando empiezo a ver el material, ya lo estaba editando en mi cabeza. Es memoria, es este ejercicio de registrar la realidad, desde la cámara.

 

“Luego de hacer esta edición se queda esta sensación, como si de alguna manera estuvieras allí. Me gustó el resultado, como espectador te puedes conectar con esa onda de la sensación, así funciona”.

 

En su intervención, Zapata dijo que cuando realizó el cortometraje estaba experimentado cosas personales nuevas en cuestión de entendimientos y maneras de procesar ciertos sentimientos y emociones.

 

“Fue una etapa en que estaba constantemente viajando, luego cuando regresé a Monterrey decidí que quería caminar la ciudad, hacer lo que haces cuando llegas a una ciudad que no conoces, vagar sin rumbo fijo, quise abordar un poco eso. Sin embargo, había demasiado caos, ruido, caminas y avanzas y llegas a otros lugares y parece que todo es lo mismo, por el ruido constante. Entonces quería reflejar esa sensación de sentirte como atrapado y esa paz cuando la encuentras”, expuso.

 

Por su parte, Navarro dijo que su filme Phantasmata lo realizó el año pasado.

 

“Este corto forma parte de tres que hice y que empezaron con un concepto que fue evolucionando. El objetivo principal era darles un orden consciente, a diferencia del orden inconsciente que siempre les estamos dando. Darles una connotación que quizá antes no tenían, con proceso consciente y además coinvertirlo en cortometraje.

 

“Todos ellos han sido viajes. Es el ejercicio de ordenar los recuerdos, de caricaturas e imágenes que me agradan y de algo que me pudiera hacer pensar que lo puede haber soñado o recordado”.

 

Lorenzo señaló que Blue Up es una película que tiene mucho que ver con la sensación.

 

“Eso me llevo a trabajar con el medio, y fue una motivación ver cómo el cielo se convierte en esta sensación abrumadora, romántica en la tradición del arte. 

 

“Parte de la intención era muy emocional y empezar a trabajar con estas ideas de qué es el medio y demás y cómo el cielo desarma la perspectiva del medio y se convierte en abrumador. Las percepciones de los viajes y demás”, explicó.

 

El programa Cineteca en Casa continúa le próximo viernes 19 de junio a las 20:00 horas con la proyección de la película Mañana Psicotrópica, de Alexandro Alderete, a través del Facebook de CONARTE.

 

Tras la realización de esta actividad, como el de otra programación en línea que el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León ha realizado a lo largo de esta contingencia sanitaria como una opción de oferta cultural para la población que permanece en sus casas, queda grabado en la memoria y se puede consultar nuevamente.

 

La transmisión de anoche se puede ver en:

 

https://www.facebook.com/watch/?v=2876683955794784